Autora de novela romántica en SweetyStories

22 de abril, el día de la Tierra

Hoy, 22 de abril, es el día de la Tierra.


FELIZ DÍA DE LA TIERRA


No voy a dar una lección de historia explicando cuándo, cómo y por qué se decidió que el 22 de abril se dedicara a nuestra Madre Tierra, eso podéis leerlo en este artículo del National Geographic. Lo que voy a hacer es dar unos cuantos consejos porque estamos en un momento en que parece que, siendo optimistas, quizá todavía estamos a tiempo para revertir parte del daño que le hemos hecho a este maravilloso planeta que es nuestra casa.


Un planeta precioso y azul...

No vale decir que la responsabilidad es de las grandes industrias y de los gobiernos, y que nosotros, pobres mortales de a pie, no podemos hacer nada, porque no es verdad. Sí que podemos, y lo que nosotros hagamos puede suponer una enorme diferencia, y son cosas que están a nuestro alcance: solo hace falta querer hacerlo.

...que cada día está más gris y enfermo.


1.- No usar envases de plástico, ni comprar nada que venga en ellos.


Antes, los envases eran de cristal, y retornables. Sería buena cosa que volviéramos a ello. Sí, puede que sea un coñazo, pero eliminando los miles de millones de envases de plástico que se desechan cada año, haríamos un gran bien al medio ambiente. El plástico no se degrada, ni desaparece; permanece inalterable durante miles (o millones) de años.

Cuando nuestra civilización desaparezca, y dentro de mucho tiempo, nuestros descendientes hagan excavaciones arqueológicas para estudiarnos, lo único que encontrarán en las capas terrestres que corresponden a nuestra era, serán millones y millones de envases de plástico.

Hacedle caso al pobre.


2.- No dejar los grifos abiertos porque sí.


El agua no es infinita. La cantidad de agua dulce que hay en nuestro planeta, cada vez es menos, y llegará un momento en que habrá una gran escasez. En un futuro apocalíptico, la gente no se pelearía por la gasolina, sino por el agua. Sin agua dulce, no hay vida. Ni siquiera nosotros podremos sobrevivir en un planeta seco. Recordad, más del 70% de nuestro cuerpo, está compuesto de agua. Sin agua, no hay vida, y por eso no hay que malgastarla.
Cerremos el grifo mientras nos cepillamos los dientes. Apaguemos la ducha mientras nos enjabonamos. Usemos lavadoras y lavavajillas cuando estén llenos hasta arriba. No usemos la bañera (la ducha es mucho mejor).

Muy bonito, sí, pero innecesario.

3.- Reciclar.


 Es un engorro, ya lo sabemos. Eso de tener varios cubos de basura diferentes en casa, es molesto, sobre todo si no tenemos espacio. Pero el efuerzo merece la pena. Carton y papel; cristal; bricks; latas; orgánico; si ponemos cada cosa en su sitio, ayudamos a que esos objetos sean reciclados y reutilizados.

Enseñemos a nuestros hijos a respetar y reciclar.


4.- No usar aerosoles.


Los aerosoles contienen unas partículas llamadas COV (Compuestos Orgánicos Volátiles) que generan ozono en las capas bajas de la atmósfera, y ese ozono produce que la calidad del aire que respiramos sea menor, además de la aparición del esmog, con la consiguiente aparición de problemas respiratorios. 
Hoy en día, afortunadamente, tenemos opción de usar otro tipo de envases, como por ejemplo los pulverizadores en productos de limpieza e higiene, o los roll-on para los desodorantes.

Se puede estar igual de mona, usando un aerosol, como la chica de la foto.



5.- No dejemos las luces encendidas porque sí.


Pensad que la mayoría de centrales térmicas que nos suministran la energía eléctrica, producen grandes cantidades de CO2, el principal causante del calentamiento global.
No cuesta nada tener cuidado, apagar las luces cuando salgamos de una habitación, y no tener encendidas más luces de las necesarias en la casa. No poner un lavavajillas por cuatro platos mal contados, o una lavadora para tres camisas; no abrir inneceariamente el refrigerador, y no mantenerlo abierto más de lo estrictamente necesario; apagar la televisión si no la estamos mirando (si lo que necesitamos es ruido ambiental para no sentirnos solos, es mucho mejor poner la radio). Y usar las bombillas de bajo consumo, que además de durar mucho más que las convencionales, gastan mucho menos.

No seamos como el señor Burns.


6.- Compartamos coche, usemos el transporte público, o vayamos en bicicleta.


 Según las circunstancias, o el lugar donde vivimos, podemos hacer una y otra cosa. Por ejemplo, para ir a trabajar, podemos quedar con compañeros y utilizar un solo coche para hacer el trayecto, pagando la gasolina a medias. Eso supone un ahorro para nuestro bolsillo, y menos emisiones de CO2 hacia la atmósfera. 
Si vives en una gran ciudad con una buena red de transporte público, utilízala. Ganarás tiempo y ahorrarás dinero al no perder el tiempo dando vueltas y más vueltas hasta encontrar aparcamiento, o te ahorrarás lo que te clavarán en la zona azul o en el párking subterráneo.
También puedes utilizar la bicicleta, y además, haces ejercicio.



¿Os imagináis a todos nuestros chicos, con esos muslos gracias a la bici?

7.- No tirar basura ni en el campo, ni en la playa.

Bolsas y botellas de plástico, colillas, papel de aluminio, latas de bebida... y muchas cosas más. El campo y la playa, no son vertederos. Si no hay papeleras donde tirar la basura, ¿no es mucho más ético y civilizado meterla toda en una bolsa, y echarla en el contenedor adecuado de camino a casa? 
Y sin embargo, todos los veranos las playas y las zonas de acampada, se convierten en estercoleros, vertederos de basura porque la gente incívica y desconsiderada, prefiere dejar tirada la basura que produce en lugar de llevársela y tirarla al contenedor.

Esto es una auténtica guarrada.



Estos son algunos de los ejemplos que podemos poner en práctica para ayudar en la conservación del medio ambiente, pero hay muchos más si investigamos un poco.

¿Y tú? ¿Qué haces para ayudar a la Madre Tierra?








0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenida a mi blog de autora.
Siéntete libre de comentar y dar tu opinión.
¡Muchas gracias por pasarte por aquí!
Fdo.: Angélica Bovari

Mis redes sociales

Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email Pinterest

Entrada destacada

Así empieza... Malos presagios

Los dos primeros capítulos de Malos presagios , para que os piquéis y tengáis una ligera idea de la que os espera a partir del lunes 25 de ...

Sígueme por email

Seguidores

Popular Posts

Copyright © Angélica Bovari | Powered by Blogger
Design by Lizard Themes | Blogger Theme by Lasantha - PremiumBloggerTemplates.com